Degustación y cata - Señorios de Relleu | Mejor Aceite de Oliva Gourmet
 

Degustación y cata

Describe las sensaciones que transmite el Virgen Extra
Señorío de Relleu - Aceite de Oliva Oliva Virgen de alicante
Cata de aceites de oliva virgen extra
Señoríos de Relleu | Venta Online de Aceite de Oliva Virgen Extra - Historia

Expresa libremente las sensaciones que transmite el Virgen Extra.

Te invitamos a valorar un AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) desde tu casa de una forma sencilla:

 

Vierte en una copa unos 25 ml. (aproximadamente 2 cucharas soperas) del AOVE que quieras catar. Lo ideal es hacerlo en la copa oficial, pero si no la tienes, puedes utilizar una copa de vino.

Sensaciones Visuales: Color
Aunque todos consideramos el color del aceite como algo importante y atractivo, éste no es valorado en las catas profesionales porque no debe influir en las percepciones olfativas y gustativas del catador. En este caso se observa aspecto, tonalidad y untuosidad.

Sensaciones Olfativas: Aromas
Abraza la copa con la palma de una mano mientras la tapas con la otra. Gírala suavemente durante 20 – 30 segundos. Con esta acción estamos calentando el aceite para que se aprecien más los volátiles. La temperatura óptima de cata es de 28 ºC.

Destápala y colócala rápidamente bajo tu nariz. Inhala con aspiraciones lentas y prolongadas, tratando de relacionar lo que hueles con aromas conocidos que retienes en tu memoria.

Debemos identificar: Frutado Verde o Maduro. Con matices a hierba, manzana, Almendra, Tomate, Plátano, Higuera, Heno, Fruta…

Sensaciones Gustativas: Sabor y cuerpo
Debemos introducir en nuestra boca un poco de aceite y percibir el: Amargo, Picante, textura, sabor y postgusto.

 

Pero aún sin tragar, mientras permanece en la boca, aspira con potencia aire a través de la boca y pásalo entre los dientes. De esta forma percibirás los aromas retronasales (ascienden desde la boca hasta la nariz).

 

Traga este sorbo y trata de identificar los diferentes gustos y sensaciones que se despliegan en tu lengua, paladar y garganta.

 

Sentirás si el aceite es dulce o no nada más entrar en la boca. Un aceite es dulce cuando entra alegre, ligero y rápido al transcurrir por la lengua.

 

Ahora percibirás el amargo en la parte posterior de la lengua y el paladar. Mientras el aceite prosigue su viaje hacia el interior, te irá mostrando si es picante o no y con qué intensidad.

Finalmente, valora los diferentes aromas en nariz y boca y su complejidad.